Ago 062015
 

APOYAMOS AL COMPAÑERO ADOLFO POR SU VERDADERO PERONISMO, DEMOSTRADO EN SU PROVINCIA Y POR LLEVAR COMO VICE A LA ABANDERADA DE LAS POLÍTICAS PROVIDA Y POR LA FAMILIA LILIANA NEGRE DE ALONSO. Antonio Donato Puga Volpe. www.peronismoenverdad.com.ar

CANDIDATOS PRESIDENCIALES 2015: Información sobre el candidat@ a la Presidencia de Argentina Adolfo R. Saá de la agrupación política Compromiso…
ARGENTINAELECCIONES.COM|DE ELECCIONESARGENTINA
Ago 062015
 

Agradecemos al compañero Rodolfo Brieva que nos enviara

este artículo de los compañeros de 

PRIMERO LA PATRIA,

que nos parece entre divertido y tragicómico,

y que por supuesto que compartimos,

aunque sin ánimo de descalificar a la juventud desprevenida,

sino con intención de avisarle, por no decir “avivarla”.

Lo copiamos a continuación,

y al que le quepa el sayo, que no se enoje,

sino que cambie.

Don Martín Fierro.


​CHICOS… NO ESTAMOS EN HARVARD, ESTO ES EL CONURBANO

 

En una nota anterior hemos hablado sobre la degradación que los autodenominados muchachos progresistas han hecho de las auténticas aspiraciones e ideales revolucionarios de una generación que, respecto al capitalismo, realmente quería forjar un mundo mejor y distinto.

Hoy queremos destacar la anglofilia del ejemplar típico del progresismo, es decir, su deseo de mostrarse culto, utilizando expresiones y frases en inglés, fruto de su desarraigo cultural y de su complejo de inferioridad frente a los que dominan el mundo, que son precisamente los anglosajones (estadounidenses e ingleses).

En principio, estos muchachos progresistas pretenden llevar a cabo una revolución progresista, my God (mi Dios), pero desde la playa de cabecera de Puerto Madero, viste. Está bueno eso de los combatientes revolucionarios bajando a combatir, pero no desde Sierra Maestra (Cuba) o desde la selva tucumana, sino desde torres y viviendas asentadas en una costa fashion. Muchos de ellos han progresado, eso sí… ya que desde un domicilio en los médanos del Partido de la Costa pasaron a habitar ahora en un piso en los terrenos que urbanizó el para muchos despreciable “turco” que gobernó en los ’90 (pero que ahora es socio y “compañero” en el FpV). Quizás fruto y consecuencia de un porteñismo no asumido, a esta clase de militantes les ha tocado asentar sus bases revolucionarias a las orillas del río y del océano: Partido de la Costa, la zona portuaria VIP de Buenos Aires, y ahora las costas del Tigre, en el nuevo cuartel de The Nose (mejor que la vulgar la Ñata, como le dicen los que no saben inglés como ellos). A pesar de tanta peregrinación ribereña, no han perdido la postura de ser los “boys para la Liberation”, aunque en su realidad efectiva han descolgado los pósters del Che para aferrarse como tabla de salvación a lo que ha dispuesto la “jefa” english. Ya no cantan “Patria sí, colonia no”, sino “The sky is blue”, “we love the flowers’ powers”, haciendo gala de unos contorneos, mutaciones y quiebres que serían la envidia del malogrado Michael Jackson.

Quieren representar lo que no son: levantan la bandera del indigenismo y de los pueblos originarios, pero desconocen absolutamente sus etnias, sus tribus, su historia y su idioma, y sólo muestran ante ellos una indiferencia absoluta. Sólo se ocupan y preocupan por los mapuches, seguramente porque se han organizando mundialmente y tienen su sede central en Bristol (Inglaterra), pero a los originarios del Chaco o de Salta, ni un café.

Levantan la bandera de los héroes populares y nacionales –José Gervasio Artigas, Manuel Dorrego, Martín Miguel de Güemes, Eva Perón, etc., y en estos días a Juana Azurduy de Padilla. Hablan poco y nada del Brigadier Juan Manuel de Rosas y del General Juan Domingo Perón (¿será porque tienen grados militares?). Eso sí, idolatran a Manuel Belgrano como doctor, disimulando que fue un general de la incipiente Nación rioplatense. Pero paradójicamente la gran mayoría de estos héroes admirados llegaron al final de sus días viviendo en la pobreza extrema, mientras que sus aduladores y admiradores los contemplan y reivindican, sentados en sus patrimonios millonarios acumulados a través de su paso por la gestión pública. Es que como reconoció la revolucionaria psicóloga-social Diana Conti: “para ser revolucionario hay que ser millonario”.

Extraña paradoja de los “Liberation’s boys”: reivindican a los luchadores de los ’70, que antes que rendirse prefirieron inmolar sus vidas (José Sabino Navarro, Fernando Abal Medina, etc.). Por el contrario, sus pretendidos herederos han decidido acompañar una gestión de gobierno que no ha dudado en abrazarse a Chevron, Monsanto, MorganChase, Barclays Bank, Archer Daniels Midland, Barrick Gold, etc., promotores del Consenso de Washington y de la globalización neo-liberal. Se pretenden revolucionarios, gobernando con las leyes de Videla, Martínez de Hoz y el menemato. Toleran que colaboradores del Proceso de Reorganización Nacional (el juez zafarrancho y el brigadier frustrado del Cels) dicten cátedra de “derechos humanos”. En el colmo de la contradicción cuasi-esquizofrénica, pretenden fomentar la distribución de la riqueza gravando impositivamente los ingresos de los que trabajan y eximiendo del impuesto a las ganancias a la renta financiera y las actividades mineras, en manos de multinacionales.

En última instancia, para estos progresistas anglófilos la consigna de esta nueva era parece ser God save the Queen [Dios salve a la reina]… ¿británica?

 

 

José Arturo Quarracino                                               Juan Carlos Vacarezza

Sub-coordinador general                                                     Coordinador general

Ago 062015
 

Agradecemos al compañero Miguel Ángel De Renzis,

que nos compartiera su columna radial,

que transcribimos a continuación.

EL MEDIO VASO

 

Cuando un vaso tiene la mitad de la capacidad cubierta se puede analizar por lo que tiene o por lo que no tiene.

En las elecciones del domingo ocurre igual. Podemos escribir sobre los que pueden ganar o prestarle atención a los que van a quedar afuera.

El padrón ofrece treinta y dos millones de votantes y con una deserción del 25% cada fórmula deberá lograr, al menos, 360.000 votos para poder participar en octubre.

Ahora bien, la sumatoria de los que no logren el piso puede significar entre un 10 y un 15% de los votos. Imaginemos que puedan llegar entre todos los que quedan afuera entre un 8 o 10% y que el otro lo conformen menores de 18 que pueden votar y que no vayan, o mayores de 70 en las mismas condiciones, a lo que habrá que sumarle el voto en blanco y el anulado.

Si los que votaron en blanco en la última elección de la Ciudad autónoma, un 5%, lo hubieran hecho por Lousteau, Rodríguez Larreta que ganó por el 3%, hubiera perdido la elección.

¿Qué hará en octubre el electorado cuyos candidatos queden afuera?

Una masa ciudadana nada despreciable que podría definir el futuro.

El domingo no elegimos nada, preseleccionamos a los que van a jugar en octubre. Y los que quedan afuera, “despreciable minoría” para la prensa canalla, pueden ser determinantes en octubre.

Por eso lo invitamos a mirar la mitad del vaso, no el lleno, sino el vacío.

A Scioli, para ganar en octubre en primera vuelta, le faltaría el apoyo del peronismo ortodoxo y de los independientes.

A Macri, que el antikirchnerismo quisiera encolumnarse con él.

Y a Massa, que peronice su discurso para sumar los votos de De la Sota y de Rodríguez Saa.

Como se ve, nada pasa fuera del peronismo. Y esta es la mitad llena del vaso, porque el país está lleno de peronistas.

La seguimos mañana, a las 6, por AM 650  Radio Belgrano. 5 de agosto de 2015.

Videos, Slideshows and Podcasts by Cincopa Wordpress Plugin