Jun 302014
 

Agradecemos al compañero Américo Rial del MNA,

SU CONVOCATORIA A LA MISA POR PERÓN,

EN LA CATEDRAL METROPOLITANA, HOY,

JULIO PRIMERO A LAS 18 HS.

Comprometemos nuestra asistencia

y la hacemos extensiva a todos los compañeros.

INFORMACIÓN DE PRENSA
JUNIO 2014

MISA POR  EL GENERAL PERON A
40 AÑOS DE  SU   FALLECIMIENTO

El Movimiento Nueva Argentina y otras agrupaciones políticas y sindicales convocan a participar de la misa en memoria del teniente general Juan Domingo Perón, con motivo del cuadragésimo aniversario de su fallecimiento, el venidero martes 1 de julio, a la hora 18, en la catedral metropolitana.

Mediante un comunicado firmado por su secretaria de prensa, Cecilia Sastre, el MNA expresa que “recordar a Perón en la oscuras horas que vive hoy la Argentina, donde avanzan la dependencia y la injusticia social, significa seguir firmes en su lucha por la grandeza de la patria y la dignidad del pueblo argentino”.

Cecilia Sastre
MNA – SECRETARIA DE PRENSA
mediosmna@hotmail.com

Jun 182014
 

Este es el dilema nuestro,

en la búsqueda honesta y ética por la verdad y la justicia.

los extremos exigen, “investiguemos y no paguemos nada”, o “paguemos todo”.

Nos parece válido el criterio oficial, de negociar y reducir el nivel de usura lo más posible,

en orden a lograr nuestra independencia económica y soberanía nacional,

pero devolviendo lo prestado sin perjudicar a nuestro pueblo.

Agradecemos al compañero Rodolfo Brieva,

que nos alcanzara el artículo de Miguel Ángel De Renzis,

que ilumina este dilema.

también le agradecemos al compañero De Renzis su aporte y lo compartimos a continuación.

DEUDA, DEUDORES Y DEUDOS

 

En 1946 el General Perón repatrió la totalidad de la deuda externa. Y el 9 de julio se pudo declarar la Independencia Económica.

En los diez años más felices el país vivió la realización de 120.000 obras públicas, y a la caída del gobierno en 1955 no teníamos deuda externa y éramos acreedores de varios países.

España y Gran Bretaña eran nuestros principales deudores y hasta Israel debía por entonces un millón de dólares.

El golpe liberal que se produjo dentro de los golpistas de 1955 haciendo salir al general Lonardi y reemplazándolo por Pedro Eugenio Aramburu fue el inicio del endeudamiento más crudo de la República.

Raúl Prebisch le trajo a Eugenio Blanco, ministro de Economía radical del gobierno de la “fusiladora” la idea de hacernos socios del Fondo Monetario Internacional.

Frondizi pidió al Fondo el primer préstamo y de 1955 a 1958 el endeudamiento argentino fue con diversos países europeos, que terminaron fundando el llamado Club de Paris.

Los gobiernos militares de la llamada Revolución Argentina, Onganía, Levingston y Lanusse, llevaron la deuda externa a 11.000 millones de dólares. Los 49 días de Cámpora, el interinato de Lastiri, la tercera presidencia de Perón y la presidencia de María Estela Martínez, no solo no pidieron un peso al exterior sino que se bajó de 11.000 millones a 5.000 y fracción.

Esto, sumado a la Ley de Contrato de Trabajo, la nacionalización de las bocas de expendio de combustibles, los vuelos transpolares de Aerolíneas y la voluntad de cancelar la deuda, fueron parte de los argumentos usados para el golpe de estado. Querían y quieren una Argentina pagadora compulsiva de intereses y que nunca salde el capital, porque el zarpazo final de la usura mundial será asfixiarnos lo suficiente para cambiar deuda por territorio, viejo proyecto de la sinarquía internacional.

El Proceso militar, con la pandilla de Martínez de Hoz y los presidentes Videla, Viola, Galtieri, y Bignone dejaron un país sin industrias, destrozado y con 40.000 millones de deuda externa. En ese tiempo, Domingo Felipe Cavallo, funcionario de la dictadura al igual que José Luis Machinea, trabajaron para que la deuda privada la pagáramos todos los argentinos.

En la presidencia de Alfonsín, Machinea, funcionario del Proceso, ocupó la presidencia del Banco Central y fue uno de los principales operadores para seguir endeudándonos.

Cuando Grinspun, ministro de Economía, le dijo a Alfonsín que la deuda se debía investigar, lo echaron del gobierno.

Alfonsín, asfixiado por la hiperinflación, se fue seis meses antes, dejando el regalo de 80.000 millones de dólares de deuda externa.

En el turno de Carlos Saúl Menem otra vez apareció Domingo Felipe Cavallo y a la mejor escuela de Martínez de Hoz terminó de destruir la industria nacional, duplicar la deuda externa y apoyar el plan Dromi de privatizaciones. Dromi hoy es asesor del ministro de Planificación De Vido, mientras que Liendo, segundo de Cavallo, le aconsejó a Néstor Kirchner sacar la plata de las regalías de YPF fuera del país.

En el turno de Fernando De la Rua otra vez Cavallo con el megacanje y el blindaje, y se evaporaron los 36.000 millones de la reservas producto de la venta de las joyas de la abuela de Menem.

Ayer la presidenta, en cadena nacional volvió a hablar de honrar la deuda, lo que significa pagar deuda con más deuda y transformar a los nietos de nuestros nietos en deudos.

García, el ministro de Rivadavia, Alsogaray, ministro de gobiernos militares y de Frondizi, Alemann, Martínez de Hoz, Krieger Vasena, Cueto Rua, Celestino Rodríguez, Machinea, Walter Klein, Domingo Felipe Cavallo, Eugenio Blanco, Pedro Eugenio Aramburu, Raúl Ricardo Alfonsín Foulkes, Fernando De la Rua, son nombres y apellidos que no están ajenos al drama de hoy. La presidenta ayer podría haber dicho que en lugar de honrar la deuda vamos a honrar la ley, y tomando la causa iniciada por el patriota Alejandro Olmos, que todavía está abierta, y las otras cuatro causas sobre deudas en Tribunales, haber dicho: Vamos a investigar.

La Argentina hoy está involucrada en aproximadamente 400.000 millones de dólares contando la deuda del Estado, las distintas refinanciaciones, las deudas de las provincias y municipios, y sin tomar las deudas particulares. Cada argentino, deberíamos, potencialmente, 1.000 millones de dólares.

La bomba de los fondos buitres cayó el 16 de junio, igual que hace 59 años, cuando los encargados de endeudarnos bombardearon la Plaza de Mayo.

Solo me resta decir en voz alta “Perón, Perón, qué grande sos!”

Mañana la seguimos por AM 650, A LAS 6 Y HASTA LAS 9 HS.

MIGUEL ANGEL DE RENZIS

 

Jun 162014
 

Nos parece excelente,

la iniciativa de presidencia de profundizar

en el ser nacional,

y con una secretaría especial para eso.

Pero no nos parece acertada la elección de Ricardo Forster,

por su formación intelectual, no por sus actitudes personales,

que más allá de no estar de acuerdo con él,

no le hemos observado desmesura ni agresividad.

Pero nadie mejor que un filósofo peronista,

el compañero Alberto Buela para hablar de ello,

con el que coincidimos plenamente,

y cuyo artículo presentamos a continuación.

Forster: un hierro de madera

 

                                                                                    Alberto Buela (*)

 

Ante el pedido expreso de un dilecto amigo escribimos este breve artículo, que no pensábamos escribir para evitar que algún despistado piense que buscamos trabajo.

Hace cosa de unas semanas apareció un artículo del periodista Hernán Brienza, el que entrevistó a Cristina Kirchner, en el diario oficialista Tiempo Argentino, en donde hablando del pensamiento nacional nos menciona junto con otros, como Horacio González, Galasso, Maresca, Pancho Pestanha, Jorge Bolivar, Feinmann o ya fallecidos como Amelia Podetti, R. Kusch, Tucho Methol.

Fue algo premonitorio, pues una semana después el gobierno creó la Secretaría de Estado para la coordinación estratégica del pensamiento nacional y lo nombró a un profesor de filosofía, Ricardo Forster, al frente.

La creación de la Secretaría de marras y la desatinada designación de un secretario no capacitado para ello, (incluso el mencionado Brienza está mejor capacitado) levantó una polvareda de decenas de artículos, todos en contra.

Los primeros que se pusieron en contra fueron los periodistas y ensayistas del sistema: los Lanata, Longobardi, Aguinis, Kovaldoff, J.L.Romero, Sebrelli, Grondona, etc. Afirmando que no existe un “pensamiento nacional” sino que el pensamiento siempre es pensamiento universal. Y que crear una secretaría ad hoc es querer domesticar el pensamiento para uso del gobierno.

Otro tipo de reacción fue la de aquellos que, aceptando la existencia de un pensamiento nacional, cuestionan a Forster porque no está capacitado, pues por su formación: se educó en la lectura de los autores de la escuela marxista de Frankfurt y nunca se ocupó de filósofos americanos.[1] Además tiene otra limitante, y es que todos sus trabajos son sólo sobre autores hebreos (Benjamín, Adorno, Derrida, Horkheimer). Es más, tiene un libro Ensayo en torno a lo judío (1997), en donde sostiene que el cristianismo es la fuente y fundamento del antisemitismo, invirtiendo así, el sacrificio de la Cruz. Tesis desorbitada que hoy, no la sostiene ni el troglodita de Netanyahu.

 

Finalmente hubo otro tipo de reacción y es la de aquellos que pensamos que el gobierno se equivocó en la designación de un tal Secretario de Estado, porque es lo mismo que poner a un carpintero de electricista, termina provocando un cortocircuito. Pero que al mismo tiempo es acertada la creación de esta Secretaría pues, bien manejada, ello permitiría lograr una mayor y mejor expresión pública de la pluralidad de matices que conforman el denominado pensamiento nacional.

 

Ese pensamiento no es una creación del fascismo, de los nazis o del populismo como piensan los liberales y los marxistas ortodoxos, como los de la Escuela de Frankfurt, entre otros. Sino que se constituye por la acumulación de trabajos en torno  a la explicitación de “lo nacional argentino e hispanoamericano”. Y sobre el tema convergen multitud de corrientes, aspectos y matices que tienen su partida en la Carta a los españoles americanos del peruano Juan Pablo Viscardo en 1792 y que pasando por infinidad de pensadores, ensayistas y filósofos llega hasta nuestros días.

Nosotros tuvimos la oportunidad de publicar en 1992, con motivo del quinto centenario, dos volúmenes sobre Pensadores nacionales iberoamericanos en donde rastreamos en cada unos de los países que conforman nuestra ecúmene cultural a los autores que se habían ocupado de la cuestión nacional y quedamos sorprendidos por la variedad y número de los mismos.

Además en casi todas las universidades americanas existen cátedras o seminarios sobre pensamiento americano, latinoamericano, hispanomericano, iberoamericano, indoamericano, indiano, colonial, etc. de modo que los estudiosos, la materia y los materiales se extienden casi ad infinitum.

 

Es de esperar, aunque no estamos muy convencidos, que el Secretario Forster, no practique la famosa falacia de la reductio ad hitlerum a aquellos que no piensan como él, y a la que tan acostumbrados nos tiene el marxismo, y de cabida y promoción a la pluralidad de versiones y visiones que conforman el pensamiento nacional americano.

 

 

(*) arkegueta, aprendiz constante mejor que filósofo

buela.alberto@gmail.com

www.disenso.info

 


[1] Ya en 1936 un gran filósofo y pensador nacional como lo fue Luis Juan Guerrero, estando a cargo del Instituto de filosofía de la UBA no respondió a la invitación de Horkheimer de colaborar con la escuela de Frankfurt por considerar que la filosofía argentina transcurría por otros caminos. Vale la pena leer su trabajo El problema de la conciencia nacional en su formación ética y desarrollo histórico (1944).

 

 

Videos, Slideshows and Podcasts by Cincopa Wordpress Plugin