Abr 302014
 

Hemos recibido un artículo 

del compañero Américo Rial,

al que adherimos, por ser una reivindicación de una de las esencias del peronismo,

el sindicalismo que supo organizar y potenciar Perón.

Apoyamos la claridad y fuerza peronista de su presentación.

También hemos recibido el apoyo a este artículo del compañero Rodolfo Brieva.

Nos queda una pregunta con decidida duda.

¿Cuántos y cuáles de los compañeros sindicalistas y peronistas, dirigentes actuales?, 

resisten el sermón que sobre la corrupción nos ha dado 

el papa Francisco y que reproducimos a continuación.

El Papa en Santa Marta ‘Pecadores, sí Corruptos, no’

A continuación el Artículo de Américo Rial.

DECLARACIÓN DEL MNA ANTE EL PRIMERO DE MAYO DE 2014

LA LEALTAD DE LOS TRABAJADORES

LA  TRAICIÓN  DE  LOS  POLÍTICOS

El Movimiento Nueva Argentina saluda a todos los trabajadores  y sus organizaciones sindicales en el primero de Mayo de 2014.

MNA, desde su fundación en 1961, acompañó activamente todas las luchas del sindicalismo argentino, columna vertebral del  movimiento nacional, según definió el general Perón. Sus organizaciones surgieron o se fortalecieron a partir del 4 de junio de 1943 y fueron protagonistas decisivas del 17 de octubre  de 1945, manteniendo en distintas y difíciles etapas aquellas banderas.
Esta perseverancia patriótica del hoy denostado “modelo sindical peronista” lo llevó a ser considerado enemigo por los dueños de Poder Mundial, que lo señaló como una de sus prioridades a destruir. En ese marco este año adquirió particular significación el gran paro nacional del 10 de abril, histórico por su magnitud y significación.

Esta ocasión sirvió también para exhibir la mezquindad de los políticos locales -oficialistas y opositores-, manejados por ese oligárquico Poder Mundial,  los que pretendieron mostrar ese verdadero plebiscito popular en contra de la injusticia social y la delincuencia como un capricho de tres o cuatro dirigentes como si estos pudieron manipular la voluntad de millones de argentinos.
Esos políticos que hacen cola para rendir examen ante el Poder Mundial huyen  de un plenario del sindicalismo nacional, como si los obreros peronistas contagiaran, solo esperando ser elegidos por la oligarquía global para manejar sus intereses en la Argentina en el próximo turno. Por eso no se atreven a oponerse a los “ajustes”, porque esperan hacerlos ellos mañana.

 

DESPUÉS DE MALVINAS

“Usted va a ser presidente de la Argentina si se compromete a destruir al sindicalismo peronista, eliminar a los nacionalistas de la fuerzas armadas y terminar con la industria armamentística argentina”. El hombre aceptó pero después no pudo o no quiso cumplir y así terminó. Todos los que vinieron después tomaron nota y obedecieron con distintos estilos.
En estos años siguientes  a la derrota de Malvinas se trabajó -a partir de la  “renovación”- para
romper la columna vertebral del peronismo. Así se suprimió el 33 por ciento de participación sindical en las listas legislativas -instituido por el general Perón- reduciéndose el papel de los gremialistas a los de meros administradores de sus entidades pero dependientes de los políticos, como era antes de 1943. En aquellos años los sindicalistas debían obedecer a los doctorcitos que manejaban los partidos socialista y comunista, y no tenían injerencia en las líneas políticas y menos en las candidaturas.

 

LA CASCARA VACÍA
Así se transformó  al PJ en un partido socialdemócrata o liberalcristiano dependiente de sus centrales europeas. Hoy es, simplemente, una “cáscara vacía”.

Hoy el pejotismo no representa a los trabajadores. El pueblo argentino asiste absorto e impávido a  meganegociados que terminarán en una enorme deuda externa imposible de sobrellevar por las futuras generaciones. Con la excusa de “acceder los mercados de capitales” o integrarnos al mundo se cierran en la oscuridad  acuerdos colonialistas. La ausencia de Raúl Scalabrini Ortiz no encuentra reemplazo tampoco en quienes se dicen opositores. El pueblo  esta solo.

 

NINGUNA OLIGARKIA ES BUENA

 

Aquellos jóvenes que hace décadas se desgañitaban gritando contra la “burocracia sindical”

hoy constituyen la nueva oligarkia entreguista.

“Por el mezquino interés de llegar, en una ambición desmedida, se hacían aliados hasta del diablo, en contra de los intereses del pueblo y de la nación…Eran hombres que no tenían corazón. …políticos ambiciosos, mediocres y baratos…” (CLARA DEFINICIÓN DE EVA PERÓN EN “LA HISTORIA DEL PERONISMO”).

AMÉRICO RIAL
secretario general del MNA

ALBERTO MARTÍN TRIBIÑO

apoderado

CECILIA SASTRE secretaria de prensa

mnacondor@hotmail.com

Rivadavia 1255  –  103
 

Videos, Slideshows and Podcasts by Cincopa Wordpress Plugin